¿Acepto usted a Jesus como su salvador?

lunes, 27 de septiembre de 2010

La guerra contra Irán ha comenzado

Aunque Teherán no lo admita, lo que afectó a sus servidores industriales, incluidos los nucleares, fue un ataque informático en toda la regla. Lo afirma un analista especializado que describe cómo se gestó esta ofensiva cibernética



La guerra ha sido realmente declarada por los estadounidenses y los israelíes, pero no la guerra como se la entiende habitualmente con su cortejo de bombas y muertos, con sangre y lágrimas, sino a golpe de virus informáticos. La enfermedad se extiende entonces sin dejar cadáveres humanos. Mahmud Alyaee, secretario general de los servidores informáticos industriales de Irán, incluidos los que sirven para el control de las instalaciones nucleares, confirmó el 25 de septiembre que 30.000 computadoras instaladas en complejos industriales fueron infectadas con el virus Stuxnet al punto de volverlas inoperantes.



El virus Stuxnet



Informaciones provenientes de los servicios de inteligencia revelan que la guerra cibernética clandestina fue lanzada contra Irán por los Estados Unidos con ayuda de unidades de elite israelíes, expertas en guerra informática. El virus Stuxnet es considerado como el más destructor de su generación porque ataca los grandes complejos industriales y los servidores informáticos. No se trata de un virus cualquiera, con las PC familiares como blanco, sino de un virus concebido por Estados con alta tecnología y que administran presupuestos acordes con ello. El dedo apuntó entonces hacia los dos únicos países que disponen de medios humanos y de especialistas militares capaces de realizar un proyecto de esta envergadura: Israel y los Estados Unidos.



La originalidad de este virus radica en su capacidad para atacar los fundamentos de los sistemas industriales construidos por la alemana Siemens y de organizar luego la transferencia de los datos pirateados en las computadores hacia el exterior. El jefe del departamento de guerra cibernética en el Pentágono, el vicealmirante Bernard McCullough, afirmó que el Stuxnet tenía capacidades técnicas nunca antes alcanzadas. Se dirigió a la comisión de las fuerzas armadas del Congreso estadounidense para anunciarles que este virus era el más sofisticado que había conocido.



Los iraníes confirmaron que el ataque a sus sistemas por este virus había sido lanzado hace dos meses pero que sus expertos informáticos se vieron en la imposibilidad de detectarlo, destruirlo o, al menos, de minimizar sus efectos. Las funcionalidades de Stuxnet le permiten en efecto modificar totalmente el entorno informático de un sistema y tomar el control técnico de los sistemas automáticos.



Alta tecnología

Iglesia de CRISTO DESPIERTA, JESÚS viene pronto para llevarnos a nuestras moradas celestiales...Salmo 83:3-6, Zacarías 12:1-6,Isaías 24:3-6, 28:14-22, Joel 3:1,2, Mateo 24:6, Juan 14:1-3, Apocalipsis 6:2-4,8,14. 9:13-19 y 16:12-16, 1 Tesalonicenses 5:3, Ezequiel 38 y 39.