¿Acepto usted a Jesus como su salvador?

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Alemania enviará baterias de 'Patriot' a la frontera con Siria

El ministro de defensa desmiente planes para establecer una zona de prohibición de vuelo en el norte de Siria saías 7:4 y dile: ``Estate alerta, y ten calma; no temas ni desmaye tu corazón ante estos dos cabos de tizones humeantes, a causa de la ira encendida de Rezín de Aram y del hijo de Remalías.
Alemania enviará dos baterías de misiles 'Patriot-3' a la frontera de Turquía con Siria en el marco del incremento de la participación occidental en la guerra civil siria. Antes incluso de que Ankara formulara su petición de esas baterías a la OTAN, Berlín ya anunció el lunes su decisión favorable, que se espera será refrendada sin problemas en diciembre por el Bundestag. En total se prevé enviar tres baterías de ese tipo que en la OTAN solo tienen Alemania, Holanda y Estados Unidos. Se espera que la tercera batería la aporte Holanda. Cada una de ellas precisa un equipo de 85 soldados, por lo que se espera que Berlín envié 170 hombres. Los misiles “Patriot”, con un largo historial de desigual efectividad desde la primera guerra del Golfo hasta nuestros días, son un arma interceptora de otros misiles y de recursos aéreos. Turquía que hace meses que es parte implicada en la empresa mixta islámico-occidental por derribar a uno de los pocos regímenes laicos de la región, casualmente no alineado con Washington y la OTAN, sufrió recientemente diversos impactos de mortero en su territorio, cuya procedencia aún no se ha aclarado. Ankara, que dispone del segundo mayor ejército de la Alianza tras el de Estados Unidos, ha pedido, alegando esa circunstancia, asistencia, a sus socios de la OTAN. La voluntad alemana por implicarse en Siria forma parte de una decisión general occidental de incrementar la participación militar en el conflicto. La semana pasada el presidente francés, François Hollande, anunció el envío de armas a la oposición siria, algo que ya se venía haciendo secretamente desde el origen del conflicto a través de los servicios secretos británicos y de Estados Unidos, y sobre todo de Turquía y los regímenes árabes del golfo adversarios del de Damasco. Éste es a su vez un importante aliado de Irán, que suministra combustible a China, con lo que el conflicto se inscribe claramente en una geopolítica de gran perspectiva. Las baterías “Patriot” deberán crear las condiciones para establecer una zona de prohibición de vuelo junto a la frontera turca. Ese paraguas, hoy legalmente imposible por la oposición rusa y china en el consejo de seguridad de la ONU, permitiría que la nueva jefatura de los insurgentes sirios recientemente formada bajo padrinazgo occidental y árabe en Qatar, abandone el exilio y se instale en el norte de Siria. Se crearía así el interlocutor alternativo a El Assad sobre el terreno que las potencias occidentales han venido pidiendo y ayudando a organizar en los últimos meses. Para ello se necesita protección contra la aviación siria, informaron recientemente medios turcos. El ministro de defensa alemán, Thomas de Maiziere, y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, desmienten ese plan para crear una zona de prohibición de vuelos y dicen que el despliegue de baterías y la asistencia al socio turco tienen carácter “defensivo”. “La Otan está decidida a defender la integridad territorial de Turquía”, ha dicho Rasmussen. La guerra siria ha tenido como efecto que el partido de los kurdos de Siria PYD haya tomado el control de diversas localidades cercanas a la frontera turca. Turquía está inquieta porque el PYD sirio mantiene relaciones con el partido de los kurdos de Turquía, el PKK. Turquía tiene una antigua historia de opresión de su minoría kurda, una enorme minoría de entre nueve y trece millones de personas. Con decenas de miles de víctimas a su cuenta la opresión de los kurdos sería sin duda uno de los grandes temas de derechos humanos en Europa si no fuera porque Turquía es un leal aliado de Occidente. Capaces de cubrir varias decenas de kilómetros de territorio sirio desde su emplazamiento turco, las baterías complicarían una previsible acción de las fuerzas aéreas sirias contra la jefatura insurgente cuando esta se establezca allí como se le anima a hacerlo desde París, Berlín y Washington. Figura central de ésta es Riad Seif, un personaje bien conocido en Berlín y que reside en la capital alemana, informó recientemente el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Seif es miembro de un “grupo de trabajo internacional” dirigido desde el ministerio de exteriores alemán que planifica la reforma de la economía de Siria tras la caída del actual régimen de El Assad. La prensa alemana, que apenas informa de las masacres cometidas por los insurgentes, mantiene un tono muy belicoso en el tema de Siria. “Es hora de establecer una zona de prohibición de vuelo en los territorios liberados por los rebeldes”, clamaba ayer el diario Handelsblatt en su editorial. Hasta el berlinés Die Tageszeitung, antiguo paladín del pacifismo germano y próximo al Partido Verde, pidió recientemente desde su portada una intervención militar occidental en Siria. Como en la intervención en Afganistán, una mayoría de alemanes se opone ahora al envío de las baterías de misiles “Patriot” a Siria: 58%, según una encuesta divulgada ayer. Solo el 31% aprobaría tal medida. Leer más: http://www.lavanguardia.com/internacional/20121121/54354715524/alemania-baterias-patriot-frontera-siria.html#ixzz2CssCKzOF Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia